La Bitácora de Max

Laura Palmer

Twin Peaks ha sido una serie emblemática de los años 90's, llena de misterio y simbolismo que ha retratado la historia de un pueblo en diferentes aristas, en especial la cara visible de Laura Palmer. Una chica dulce, ejemplar, un chica modelo que nadie pensaría que estuviera en malos pasos. Al introducirse al mundo de Twin Peaks, nos encontramos con un escenario muy tranquilo, aparentemente normal, sin embargo este esquema de normalidad se va rompiendo a través de los episodios. En Laura Palmer se concentra una fuerza de luz y oscuridad, reprimida por sufrimiento y miedo, sólo quiere vivir en paz en su entorno, no obstante una entidad maligna le impide alcanzar su plenitud entre sus pares. La desesperación supera sus límites entre lo sobrenatural y lo humano, una guerra constante entre la ambigüedad del ser, bien y mal, luz y oscuridad, blanco y negro, etc.

Se puede apreciar que no todo es lo que parece, las primeras impresiones no pueden definir el perfil de una persona a simple vista, todo va más allá de la relatividad del todo y de la nada, es la esencia propiamente tal, de la existencia del ser. Las emociones están en el aire, invaden cada célula de lo invisible y lo binario. El mensaje críptico está allí sin un significado concreto para algunos.

¿Crees que existan los Doppelganger?



Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: